ENVÍO GRATIS PARA PEDIDOS SUPERIORES A 25€ | 20% DESCUENTO CON CÓDIGO: FAMNUM PARA PEDIDOS SUPERIORES A 100€ | CAMBIO DE TALLAS GRATIS | Fun code de bebés hasta los 10 años
Carrito 0

¿Necesitan los niños gafas de sol?

Gafas de sol para niños Radiación ultravioleta Radiación visible UV400

Las gafas de sol no son un mero complemento de moda. Llevar gafas de sol es un hábito saludable, ya que sus lentes llevan filtros protectores que bloquean la radiación solar, reducen la fatiga ocular y mejoran la percepción visual.

Los niños necesitan gafas de sol con mayor motivo que los mayores porque además son más sensibles a la exposición solar.  Hay que tener especial cuidado con los niños menores de 12 años, ya que hasta esa edad el cristalino es especialmente transparente, lo que favorece la absorción de radiaciones UV.

 

 

Radiación ultravioleta (invisible):

La radiación solar más dañina es la radiación ultravioleta (UV), es invisible y se divide en:

- Radiación UVC (entre 180-280 nm). Lejana.

- Radiación UVB (entre 280-315 nm). Media.

- Radiación UVA (entre 315-380 nm). Cercana.

La disminución del efecto protector de la capa de ozono hace que la protección solar se vuelva cada vez más importante. Nuestros ojos son hipersensibles a la radiación ultravioleta (UV). Incluso con cielos nubosos, la protección UV es indispensable ya que las nubes absorben la luz visible, pero apenas absorben los UV.

La exposición de los ojos es todavía mayor cuando estamos en la montaña o en un entorno donde los UV están reflejados por el agua o la arena. El agua reflecta entre un 5% y un 10% de UV y la arena un 20%). Además, en la montaña, la cantidad de UV recibidos aumenta un 10% cada 1000 metros).

Cuando compres unas gafas de sol para niños debes asegurate que las lentes son UV400 lo que te garantiza una protección contra el 100% de los UV. Un color de lente muy oscuro no garantiza automáticamente que filtre correctamente la luz UV. En caso de no hacerlo, se da una circunstancia especialmente peligrosa, pues la pupila dilatada al no recibir tanta luz visible recibirá aún más radiación UV. En resumen, el uso de gafas de sol que no filtren los rayos UV adecuadamente puede ser más peligroso que no usar gafas de sol.

Radiación visible:

La radiación visible atraviesa con bastante eficacia la atmósfera limpia, pero cuando hay nubes o masas de polvo, parte de ella es absorbida o reflejada. Las lentes de las gafas de sol ayudan a mitigar el impacto de la luz visible en los ojos de los niños facilitando su actividad al aire libre. Las lentes de las gafas de sol se clasifican en función del nivel de luz visible que absorben.

El estándar europeo EN 1836:2005+A1:2007 (UNE-EN 1836:2006+A1:2008 versión oficial en español) establece 5 niveles que van, de menor a mayor protección, de 0 a 4. En la Unión Europea, es importante exigir que las gafas exhiban la marca C€ ya que esto nos garantiza que se ajustan a esta norma. Suelen considerarse las categorías 2 y 3 las mejores para un uso medio, incluyendo la conducción. La categoría 4 está adaptada a usos extremos, por ejemplo en paisajes nevados o deportes acuáticos y no es apta para la conducción (ni siquiera de día).

 

Categoría EN 1836: Transmitancia:
4 del 3% al 8%
3 del 9 al 18%
2 del 19 al 43%
1 del 44 al 80%
0 del 80 al 100%

 

Además de llevar gafas de sol, aconsejamos que los niños lleven gorro (reduce un 50% de luz UV) y una crema de protección solar adecuada.

 



Publicación más reciente